Puerto Varas

A sólo 20 km. de Puerto Montt, enclavada en la ribera del lago Llanquihue, el tercer lago natural no compartido más grande de Sudamérica. En sus azules, frías y profundas aguas se refleja el cono perfecto del volcán Osorno y se observa  las cimas de los volcanes Puntiagudo, Calbuco y cerro  Tronador. Que con sus 3.491 Mts de altura es la cumbre mas elevada de la región .
En su ribera poniente se encuentran las localidades turísticas de Puerto Octay, Frutillar y Llanquihue.

La ciudad de Puerto Varas, también conocida como “la ciudad de las rosas”, se formó a partir de la llegada de colonos alemanes los cuales se asentaron en la ribera del lago Llanquihue a mediados del siglo XIX. El gran crecimiento de Puerto Montt (20 km. carretera doble vía), fue transformando esta ciudad-balneario en un lugar de residencia lo que ha enriquecido la vida urbana. Hoy Puerto Varas cuenta con una excelente infraestructura hotelera permanentemente en crecimiento, dado el pujante auge que ha experimentado el turismo año a año.

 

Puerto Montt

Ubicada a 1.016 km. al sur de Santiago, se encuentra la ciudad de Puerto Montt. originalmente llamada Melipulli (que en lengua Mapudungun quiere decir 4 colinas) por la hermosa vista a los volcanes Osorno y Calbuco, Puntiagudo y cerro Tronador,  la ciudad está situada en un amplio anfiteatro en el extremo norte del seno de Reloncaví. Y es la Puerta de ingreso a la Patagonia Chilena Su puerto, en el sector poniente, está protegido por la isla Tenglo. En 1852 sucede un hecho trascendental que marcaria la historia y la identidad de toda esta región. arriban por mar  los primeros colonos alemanes, que a fuerza  de coraje y en un esfuerzo encomiable trasformaron  selvas y pantanos impenetrables en campos de cultivo. Dejando una huella indeleble en lo que se refiere a Arquitectura, gastronomía y dando un sello distintivo a las ciudades por ellos habitadas  Desde 1985, una nueva actividad genera un fuerte crecimiento  económico y demográfico, el cultivo del salmón. Inyectando un gran dinamismo. comercial y situando a Chile como uno de los principales productores de Salmon del mundo  Puerto Montt es además el centro de enlace entre Chile continental y el extremo austral con sus múltiples islas. Desde su muelle parten circuitos turísticos hacia las islas del Seno de Reloncaví, el archipiélago de Chiloé, Aisén, Laguna San Rafael y la Patagonia austral.

 

Lago Llanquihue

Este impresionante espejo de agua, de Origen Glaciar como la prácticamente totalidad de lo lagos de la zona sur de Chile es el  segundo lago en tamaño a nivel nacional, después del lago General Carrera ,da vida y una identidad propia a las ciudades ribereñas que lo circundan, en sus azules aguas se reflejan las imágenes majestuosas de los volcanes Osorno, Calbuco, y Puntiagudo.
Durante la colonización Alemana ( 1853-1881) jugo un rol vital en el desarrollos de la ciudades de Frutillar, Puerto Varas, Puerto Octay.
ya que se convirtió en el prácticamente único medio por el cual se lograban converger los esfuerzos de la empresa de la colonización, al no existir carreteras, todo el comercio transitaba por sus frías aguas, fue descubierto por  el hombre blanco nada que menos que por el mismo Pedro de Valdivia Conquistador de Chile en 1552.

 

Puerto Octay

Su origen se remonta a la colonización alemana, en 1852 se construyen las primeras instalaciones con el tiempo se transforma en uno de los puertos más importantes del lago Llanquihue destaca nítidamente la construcción con gran influencia Alemana de sus casas de gran belleza.
Esta localidad llamada inicialmente Puerto Muñoz Gamero debe su nombre actual a Cristino Ochs un comerciante de los inicios del villorrio el nombre de Octay es la derivación de la sentencia “donde Ochs hay” en referencia a lo surtido de su almacén
A solo 3 kilómetros de distancia se encuentra la Península de Centinela desde de la cual se tiene una excelente apreciación de flora de la zona

 

Frutillar

Frutillar es una comuna, ciudad y balneario lacustre ubicada en la zona sur de Chile, en la ribera oeste del Lago Llanquihiue, . Conocida por la belleza de su paisaje, las tradiciones alemanas  que han permanecido desde la época de sus fundadores y las Semanas Musicales de Frutillar, reputado evento que se realiza cada verano y en el que se interpreta música clásica, en un entorno natural privilegiado, literalmente sobre las aguas del lago.
Fundada el 23 de noviembre de 1856 por los colonos alemanes que llegaron a la zona durante el gobierno del Presidente Manuel Montt a orillas delLago Llanquihue. Los colonos construyeron sus casas en los cerros de los alrededores, debido a lo pantanoso del terreno cercano al lago, y dedicaron por entero a las labores agrícolas y a la agroindustria, como el funcionamiento de lecherías, de molinos, de destilerías, curtiembre y de algunos almacenes dedicados a la venta de víveres y de implementos. Como consecuencia entonces del proceso de la Colonizacion Alemana se incorporan al naciente villorrio las costumbres y tradiciones típicas que los habitantes trajeron desde sus tierras natales. Debido a que el pueblo era paso obligado entre Puerto Montt y Osorno tuvo un rápido desarrollo, favoreciendo la formación del comercio y la industria.
Pronto comenzaron a ocupar las chacras mensuradas por José Decher, las primeras familias de colonos alemanes entre quienes se contaban Wilhelm Kaschel, Heinrich Kuschel, Theodor Niklitschel, Christian Nannig, Christian Winckler , Adams Schmidt, entre muchos otros.

 

Frutillar ofrece gran cantidad de posibilidades, empezando por su balneario con vista a los imponentes volcanes (seguido de su Museo Colonial Alemán y las artesanías al estilo alemán o al sureño. Además se puede disfrutar de la belleza natural de sus alrededores, recorriendo los caminos a Los Bajos (hacia el Norte) o a Punta Larga (hacia el Sur), o incluso dando la vuelta al lago. El lago también ofrece la posibilidad de practicar deportes náuticos, como la vela. Otra de las tantas opciones son las Semanas Musicales de Frutillar,

 

Teatro del Lago de Frutillar, creado para llevar a cabo las Semanas Musicales de Frutillar
orquestas sinfónicas y filarmónicas dirigidas por afamados directores, junto a conjuntos de cámara, corales, de jazz y connotados intérpretes de ópera, nacionales e internacionales.
Comuna, donde cada uno de ellos recrea el folklore y los valores culturales de Frutillar, destacando en este aspecto el Grupo Folclórico Estribos de Frutillar, quienes han recorrido gran parte de la región mostrando su música y bailes.
En los últimos 20 años, Frutillar ha experimentado un repunte de la actividad turística. Ha conservado el estilo urbanístico colonial alemán. Se ha desarrollado el sector hotelero, gastronómico, náutico, pesca de salmón y caza.

 

Saltos del Petrohue

Los Saltos de Petrohue se encuentran al interior del Parque Nacional Vicente Pérez Rosales, en la localidad de Ensenada,en la Décima Región de Los Lagos, en Llanquihue.
el indescriptible paisaje de la selva valdiviana, que ofrece todos los matices de verdes en el bosque, cielos despejados, la inmensidad del lago Llanquihue que parece un océano sin fin y el imponente volcán Osorno.
En este camino maravilloso, que serpentea por la montaña internándose cada vez más hacia la cima, podemos observar el volcán Calbuco, con doble fumarola y el único de la zona que mantiene períodos de actividad, como en el año 1996 que ahora vuelve a repetirse. Cerca de su cráter partido se pueden observar rocas de color rojo, vestigios de antiguas erupciones.
El camino termina en la playa del Lago Todos Los Santos, ubicado a a 76 kilómetros de Puerto Varas, y otra de las maravillas naturales de la zona que refleja en sus aguas verde turquesa a los imponentes volcanes Osorno y Puntiagudo. Las increíbles aguas de este lago no son tan frías como se podría pensar de un lago cordillerano, sino más tibias, al ser entibiadas por la presencia de volcanes, que además les entregan minerales como cobre y azufre, brindándoles propiedades terapéuticas y un aspecto cristalino que refleja la hermosa vegetación de los alrededores.
Si se continua navegando por el Lago Todos Los Santos 20 millas naúticas hacia el este, se llega hasta la localidad de Peulla, un pequeño pueblo cordillerano que, al igual que Petrohue, forma parte del circuito del Cruce Andino que une Puerto Montt con San Carlos de Bariloche y el Lago Nahuel Huapi en Argentina. No existe una ruta terrestre que una ambos puntos, por lo que la navegación es la mejor alternativa y además permite disfrutar de una aventura ecológica, apreciando las formas de la naturaleza tan hermosas como inolvidables.
El lago cuenta con dos afluentes, río Peulla y río Blanco, que drenan en el cerro Tronador, mientras que Todos Los Santos desagua en la localidad de Petrohue, generando los famosos Saltos de Petrohue, caprichosas cascadas de agua de tres metros que fueron creadas por accidentes geográficos en la piedra volcánica que desembocan en varias piscinas. Luego de los saltos, el río Petrohue continua con su caudal y su fuerza habituales, donde se pueden realizar actividades de turismo aventura, como rafting y paseos en jet boat.
Por la presencia de actividad volcánica, las aguas de lagos y ríos no son tan frías y además existen sectores de de aguas termales, como Vuriloche y Ranco. Además cuenta con diferencias de altura producidas por diferentes relieves al interior de sus 220 mil hectáreas, que generan distintos tipos de precipitaciones dependiendo las áreas, permitiendo además que exista una variada flora entre la que se destacan el coihue, ulmo, radal y otros árboles cubiertos con líquenes y un espeso bosque de helechos, arbustos y matas de murta.
Aquí se pueden encontrar varias especies de fauna como lagartijas, roedores, pumas, pudues, zorro culpeo y otros, además de una gran cantidad de insectos y ranas. En el Lago Todos los Santos y el río Petrohue se encuentran especies de peces como trucha arco iris, pejerrey chileno y carpas y se realiza pesca deportiva.
También cuenta con el imponente paisaje de tres impresionantes volcanes, el Tronador, en la frontera de ambos países, que está cubierto por siete glaciares, el volcán Osorno, con más de 2000 metros y un cono casi simétrico, que invita a las ascensiones pero es conocido por su clima traicionero que puede hacer peligroso su descenso, al igual que el volcán Puntiagudo, con 2400 metros de altura con una cumbre que nadie ha logrado alcanzar por la escarpada pendiente y el inestable terreno.

 

Volcán Osorno

No es uno más de los casi 3.000 volcanes con los que cuenta el territorio chileno, es una verdadera postal omnipresente en toda la región de los lagos donde su cono casi perfecto se yergue contra el cielo azul empinándose en sus 2.652 metros de altura, siendo visible desde una gran distancia, incluso desde la Isla grande de Chiloé,  se encuentra ubicado a solo 60 kilómetros de la ciudad de Puerto Varas , en la ribera opuesta del lago Llanquihue, transformándose así en uno de los iconos mas representativo de todas las ciudades ribereñas que circundan el gran lago, entregándoles su sello característico.
Con su clásico verde oscuro negruzco y adornado con brazos de nieves eternas, su presencia atrae a los miles de turistas que lo visitan cada año. Mirar su cumbre es algo que hipnotiza y hacia allá van las distintas excursiones que intentan ascenderlo, o simplemente llagar hasta el centro de Sky para beber un chocolate caliente.
Las erupciones registradas datan de 1790, 1835, 1869 la de 1835 fue bastante importante del punto de vista del material expulsado y el  alcanze  que tuvo, aun hoy es perfectamente visible su impacto en el medio ambiente se puede apreciar las “carreteras” de lava volcánica que atraviesan sus laderas , además un celebre visitante presencio la erupción de 1835 desde las costas de Ancud en la isla grande de Chiloe, Charles Darwin, que incluso insinuó una teoría que no se puede apreciar del siguiente párrafo extraído de su diario.


"He quedado muy sorprendido al saber más tarde que el Aconcagua, en Argentina, 480 millas más al Norte, se puso en erupción durante la misma noche, y me asombré más aún al llegar a mí noticias de que la gran erupción del Cosequina, 2700 millas al Norte del Aconcagua, erupción acompañada de un terremoto que se hizo sentir en un radio de 1000 millas, había tenido lugar seis horas después. Es difícil aventurarse incluso a conjeturar si esa coincidencia es accidental o si hay que ver en ello la prueba de alguna comunicación subterránea."


Lamentablemente esta vez la verdad no estaba del lado del naturalista Ingles, ya que el Aconcagua no es un volcán y no hay conectividad entre los volcanes
En sus faldeos de pueden desarrollar diversas actividades que van desde la observación  de este monumento de la naturaleza, pasando por el Sky que para este efecto se cuanta con un acogedor refugio de montaña y telesillas de trasporte, ascensiones  la cumbre, exploración de cuevas volcanicas, mountain bike, cabalgatas canopy , etc
En definitiva un lugar que requiere una visita obligada

 

Chiloé


La Isla grande de Chiloé, la Isla mas grande de Sudamérica después de tierra del fuego distante a 68 kilómetros al sur de Puerto Montt da inicio a un cambio significativo en la geografía de Chile típica hacia el norte, con su clásico valle central cerrado por 2 cordilleras, la de los andes, y la de la costa esta ultima bastante más baja que la anterior, al llegar a Chiloé esta composición se rompe el valle central se hunde y da paso a un gran mar interior, la cordillera de la costa se fragmenta, en múltiples Islas formando un atractivo archipiélago de gran belleza y la cordillera de los Andes cae literalmente hasta el mar. Este aislamiento y la fusión de culturas la de los conquistadores Españoles y los pueblos originarios, además de gran influencia religiosa proporcionada por los misioneros Jesuitas y su obra evangelizadora dieron como resultado la identidad Chilota, con sus costumbres, tradiciones particulares y curiosa mitología propia que intenta explicarse el mundo en el Vivian de una manera muy particular, la transforman en un interesante destino turístico, todo lo anterior sumado una gran belleza escénica,  
Ancud y Castro son los principales centros urbanos.
Historia de Chiloé  
Durante el siglo XVI, los habitantes del archipiélago de Chiloé llevaban un estilo de vida sedentario, basado en una economía de explotación agropecuaria y pesca. Los navegantes españoles habían descubierto el Archipiélago a mediados del siglo XVI, pero la colonización sólo comenzó en1567, cuando Martín Ruiz de Gamboa fundó las ciudades de Santiago de Castro y Chacao en la Isla Grande de Chiloé.
Los españoles quedaron impresionados por el carácter dócil y receptivo de los indígenas. Se aplicó el sistema universal de la encomienda, que consistía en el pago de tributos a la Corono Española por parte de los indígenas en forma de trabajo prestado a los colonizadores a cambio de comida e instrucción religiosa. Hubo rebeliones ocasionales por parte de los indígenas. Lo más importante ocurrió en 1712 y su causa fue el duro trato que infligían a los naturales los encomenderos de la época, quienes acusaron a los jesuitas de haber incitado a la rebelión, la cual fue brutalmente reprimida.
Los misioneros habían llegado junto con los primeros colonizadores, y provenían de las ordenes de San Francisco y Nuestra Señora de la Merced. Tras una visita exploratoria en1608. La Compañía de Jesús comenzó a enviar a sus miembros para iniciar el proceso de evangelización que configuró las características culturales del Archipiélago y del cual es fruto la construcción de las iglesias que figuran en la presente postulación.
La estrategia jesuítica se concentró en la Misión Circulante. Grupos de jesuitas hacían recorridos anuales durante los meses templados, partiendo del Colegio de la Orden en Castro. Pasaban algunos días en cada una de las misiones, de acuerdo con su itinerario preestablecido; las misiones habían sido fundadas cerca de la playa para que estos recorridos pudieran hacerse por barco. Mientras permanecían allí, atendían las necesidades espirituales y materiales de las comunidades. Al comienzo estas misiones no estaban habitadas en forma permanente, pero con el tiempo los jesuitas comenzaron a construir capillas y lugares de alojamiento para los religiosos, construidos por la comunidad local, utilizando los materiales y técnicas de la zona. Para cuidar la iglesia y su cementerio y atender las necesidades espirituales básicas, los jesuitas nombraron a los laicos elegidos de entre las familias dominantes, llamados fiscales. Esto formaba parte de la tradición jesuítica, que promovía el desarrollo activo de su propia vida social y religiosa por las comunidades indígenas. A fines del siglo XIX, se habían construido más de cien iglesias, de las cuales cincuenta y sesenta sobreviven hasta nuestros días.
Los ataques de los piratas fueron una característica del siglo XVII, y los españoles que vivían en las ciudades comenzaron a abandonarlas en busca de una mayor seguridad en el campo. Para lograr esto se apoderaron de las tierras de los indígenas, producto de lo cual aumentó la asimilación racial y cultural entre los dos grupos. El grupo chilota, hoy mayoritario en el Archipiélago, es el resultado de este proceso de mestizaje. El cristianismo fue abrazado por los indígenas mientras los españoles adoptaban la lengua local, el veliche (actualmente extinta), para comunicarse. Los españoles también adoptaron el estilo de vida de los indígenas, se dedicaron a la pesca y a la agricultura y utilizaron sus tecnologías.
Cuando los jesuitas fueron expulsados en 1767, su labor fue continuada por los franciscanos, quienes apreciaron el valor del trabajo de los jesuitas y lo continuaron activamente. Usaron la Misión Circulante como base para la creación de nueve centros, cada uno con su propia área de trabajo. Más tarde esto se convertiría en el actual sistema parroquial, creado en 1840.
Pese a los esfuerzos del poder colonial español, las ciudades pasaron a ser simples centros administrativos, y en la época que terminó el imperio colonial no había más de cinco villas en Chiloé. Sin embargo, la importancia estratégica del Archipiélago fue reconocida y paso a depender de la Capitanía General de Lima en lugar de Chile. La guarnición militar se radicó en la plaza - fuerte de San Carlos de Ancud, fundada en 1768.
La población chilota era profundamente leal a la Corona Española. Cuando comenzó la lucha por la Independencia de Chile en 1810, Chiloé se convirtió en el Cuartel General de las operaciones españolas para recuperar a Chile y Perú. Aunque esto fracasó, Chiloé continuo siendo un enclave español después de que Chile obtuvo finalmente su independencia en 1818. Continuó siendo el último bastión del dominio español en Sudamérica hasta que fue incorporado a la nueva República ocho años más tarde.
Durante el siglo XIX Chiloé experimenta un auge económico. Sus puertos son visitados por los barcos que viajan al sur y su madera es un importante producto de exportación. Esto termina a fines del siglo, como resultado de la apertura del Canal de Panamá y sobre explotación del ciprés y el alerce de las islas. Durante la primera mitad del siglo XX, la economía también sufre graves problemas en la agricultura y la ganadería. Como consecuencia de ello, se produce una considerable migración chilota hacia el sur, hasta la Patagonia y la zona del Estrecho de Magallanes. Actualmente la economía del Archipiélago se desarrolla en base a la explotación industrial controlada de recursos naturales (madera y pescado) y la agricultura y pesca tradicionales.

 

Mitología Chilota
La explicación de pueblos originarios para entender el mundo en el cual Vivian se traduce en historias llenas de imaginación que son parte del imaginario colectivo del pueblo chilote que no es otras cosas que el constructo de culturas y visiones de mundo distintas que se fundieron en el mas absoluto aislamiento.

Tren -Tren Vilu y Kai -Kai Vilu
La Gran Isla de Chiloé fue hace siglos una porción de tierra unida al continente, sin islas de mayor importancia. Pero en algún momento todo esto cambió. Según cuentan los aborígenes del lugar, todos vivían en una gran armonía con la naturaleza y los dioses o pillanes que los cuidaban. Uno de ellos, el más importante a nivel local era la serpiente benigna Tren-Tren Vilu (del mapudungun Tren Tren que significa tierra y Vilu que significa culebra) que representa a la tierra.

En cierto momento Tren-Tren Vilu había advertido a los hombres que vivían con ella, que iba a llegar un día para el cual debían estar preparados, pues despertaría la serpiente maligna Kai-Kai (de Kai Kai que significa agua y Vilu que significa culebra), que representa a el mar y las aguas en general.

Y llegó un día en el esta advertencia se hizo realidad. Kai-Kai Vilu, había despertado con una furia inmensa, provocando que las aguas poco a poco ocuparan los lugares cercanos al mar. Los hombres corrían despavoridos para salvarse, pidiendo ayuda a
Tren-Tren Vilu, para que los cobijara y ayudara.

Tren–tren, al ver la maldad de Kai–kai, que cubría las tierras, convirtiendo a los hombres en peces, al igual que todos los animales terrestres que eran alcanzados por el agua, empezó a elevar las tierras y salvar a los hombres de las aguas que se elevaban cada vez más y más.

En ese momento las dos fuerzas antagónicas, Tren-Tren y Kai-Kai, se textualmente se trenzaron en un horrible combate, destruyendo por la furia de la lucha, aldeas, bosques y todo lo que se encontraba alrededor. Como consecuencia del violento encuentro dieron nacimiento a tantas islas como tiene hoy en día el archipiélago de Chiloé.

Al final, las fuerza benignas de Tren-Tren, ganó en parte la batalla, expulsando a Kai-Kai a las profundidades del mar. Los hombres agradecieron a Tren-Tren su ayuda y esta les hizo prometer no dejarse llevar por la maldad y las ambiciones del mundo, ayudando siempre a la naturaleza y extrayendo de ella sólo lo necesario para sobrevivir, porque si en algún momento vuelven a tentarse con estas cosas, despertaría de nuevo Kai-kai Vilu, para castigar a los hombre y vengarse por su derrota, tratando de devastar la vida en la tierra nuevamente.

Se dice también que Tren-tren se manifiesta a través de un cerro mitológico que se eleva para escapar de las aguas, por eso es bastante común encontrar cerros en Chiloé y alrededores a los cuales los lugareños llaman Tren Tren.

Iglesias de Chiloé
Las iglesias de Chiloé están íntegramente construidas de madera. Muchas  de ellas no cuentan con clavos en su construcción, si no con tarugos.
Además de la belleza, impacta la cantidad de ellas, pues no se encuentran distanciadas más de 10 kilómetros unas de otras. Fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad las Iglesias de Detif, Ichuac, Nercón, Quinchao, Rilán, San Juan, Tenaún, Vilupulli, Achao, Aldachildo, San Francisco de Castro, Chonchi, Colo y Dalcahue.

existen unas 70 iglesias que pertenecen a lo que se ha definido como “Escuela Chilota de Arquitectura Religiosa”, tienen una planta basilical de tres naves, la central con bóveda y la torre centrada sobre el pórtico.

Desde la iglesia de Achao hasta las iglesias de Rilán y Castro que cierran el ciclo de las grandes iglesias chilotas, puede seguirse el desarrollo de esta escuela por cerca de doscientos años. Independiente de los tallados y molduras barrocas de la iglesia de Achao, o la sobria composición neoclásica de la iglesia de Chonchi o de Dalcahue de mitad del siglo XIX, o el neogótico en la de Rilan, los estilos son sólo aquí ornamentos con que se reviste la iglesia al gusto del tiempo, sin que se altere su concepción general.
Ubicación de la Iglesias
Inicialmente estaban solitarias siempre junto a la costa pues los nativos vivían desperdigados por el campo u otras Islas, delante tenían un explanada o patio para procesiones y al costado la casa de los misioneros en el siglo XIX se les agrego un cementerio, con el crecimiento de las poblaciones en los alrededores de las iglesias, la explanada inicial se convirtió en Plaza.